www.encontrandotrabajo.com
Valencia (España)
info@encontrandotrabajo.com

Modalidades de organización de la prevención en una empresa

     En cumplimiento del deber de protección de riesgos profesionales y el desarrollo de las actividades de prevención, el empresario podrá organizar los recursos  necesarios para el desarrollo de las actividades preventivas con arreglo a alguna de las modalidades siguientes:

  • Asumiendo el empresario personalmente la actividad.
  • Designando a uno o varios trabajadores para llevarla a cabo.
  • Constituyendo un servicio de prevención propio.
  • Recurriendo a un servicio de prevención ajeno.

1.- Asumiendo el empresario personalmente la actividad:

Siempre que:

 Se trate de empresa de hasta 10 trabajadores; o que, tratándose de empresa de hasta 25 trabajadores, disponga de un único centro de trabajo.

 Que la actividad de la empresa sea de baja peligrosidad (las actividades desarrolladas en la empresa no pueden estar incluidas en el anexo I del Real Decreto 39/1997).

 Que el empresario desarrolle de forma habitual su actividad profesional en el centro de trabajo y tenga la formación reglamentaria para desarrollar las funciones preventivas.

 Las actividades preventivas que no puedan ser asumidas personalmente por el empresario, como la vigilancia de la salud, se cubran mediante alguna de las otras modalidades preventivas. En este caso, el empresario deberá someter su sistema de prevención a una auditoría externa, en los términos reglamentarios.

 2.- Designando a uno o varios trabajadores para llevarla a cabo:

 El empresario (dirección) designa a uno o varios trabajadores para ocuparse de la actividad preventiva en la empresa. Las actividades de prevención que por su complejidad o cualificación no puedan ser desarrolladas por los trabajadores designados, se realizarán a través de uno o más servicios de prevención propios o ajenos.

3.- Constituyendo un servicio de prevención propio:

El empresario deberá constituir un servicio de prevención propio cuando concurra alguno de los siguientes supuestos:

 Que se trate de empresas que cuenten con más de 500 trabajadores.

 En casos de empresas con menos de 500 trabajadores pero de especial peligrosidad.

 O así lo decida la Autoridad laboral, previo informe de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social 24 El servicio de prevención propio constituirá una unidad organizativa específica y sus integrantes dedicarán de forma exclusiva su actividad en la empresa a la finalidad del mismo.

Los servicios de prevención propios deberán contar con las instalaciones y los medios humanos y materiales necesarios para la realización de las actividades preventivas que vayan a desarrollar en la empresa.

Las actividades preventivas que no sean asumidas a través del servicio de prevención propio deberán ser concertadas con uno o más servicios de prevención ajenos.

La empresa deberá elaborar anualmente y mantener a disposición de las autoridades laborales y sanitarias competentes y del comité de seguridad y salud, la memoria y programación anual del servicio de prevención.

4.- Recurriendo a un servicio de prevención ajeno:

El empresario podrá recurrir a uno o varios servicios de prevención ajenos, que colaborarán entre sí cuando sea necesario, cuando concurra alguna de las siguientes circunstancias:

 Que la designación de uno o varios trabajadores sea insuficiente.

 Que no concurran las circunstancias que determinan la obligación de constituir un servicio de prevención propio.

 Para las funciones en las que algunas de las modalidades anteriormente citadas no se encuentren capacitadas. Por ejemplo, en el caso de la vigilancia de la salud. Los representantes de los trabajadores deberán ser consultados por el empresario con carácter previo a la adopción de la decisión de concertar la actividad preventiva con uno o varios servicios de prevención ajenos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *